• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

jueves, 20 de julio de 2017

Ser misionera te cambia la forma de ver el mundo

Desde pequeña tenía claro que ser misionera de las Hijas de la Caridad era mi vocación, la que Dios quería para mi. 

Mi nombre es Mª Dolores Pascual Alonso, tengo 86 años y nací en Carrascal, actualmente estoy de misionera en la República Dominicana, y he venido a España a pasar dos meses de vacaciones con mi familia.

Mi vocación surgió  de ver el hambre y la pobreza que generó la guerra civil en España. En Zamora me acercaba al hospicio, que estaba situado en la Plaza de Viriato. Iba allí como voluntaria y veía como las Hijas de la Caridad atendían a personas mutiladas por las heridas de la guerra, a niños huérfanos, en esos momentos sentí como  Dios que me invitaba a seguir a las Hijas de la Caridad y no quedarme indiferente.

Me fui a Burgos para formarme como maestra en educación infantil y en el año 1954 comencé con mis votos como religiosa de las Hijas de la Caridad. Estuve en Valencia 4 años recibiendo formación.
En 1958 tenía claro que quería ser misionera y viajé a Santo Domingo donde he estado hasta la actualidad. Me fui de España sin decirle a mis padres que sería misionera, no podía despedirme de ellos, porque en aquella época, quién se marchaba no volvía a España. Sin embargo si pude despedirme de mis hermanos que entendieron mi vocación. Durante 11 años no pude regresar, el pasaje costaba mucho dinero y las necesidades en República Dominicana eran muchas.
En estos 46 años, he trabajado en la Escuela Pública de Santo Domingo de manera gratuita enseñando a niños de infantil y bachillerato. Por la noche, cuando ya no trabajaba podía ir a la Universidad para seguir mi formación.

Siempre he trabajado al lado de los pobres, hemos construido casas, escuelas, iglesias, etc.  Gracias a la generosidad económica de  las personas.  Construíamos las cosas en cooperativas, todos ayudamos a todos, para que tengamos lo mismo.

Estuve trabajando un tiempo en la “Casa Rosada” para ayudar a los niños que tienen Sida. Cuando estos niños nacen sus familias los abandonan en los hospitales o en la calle, no los quieren, están enfermos. Nosotras cuidábamos de ellos e intentábamos volver a localizar a sus familias para que atendieran sus responsabilidades, pero muy pocas veces lo conseguíamos. Estos niños salían adelante gracias a las becas que se conseguían de padrinos, pero desgraciadamente no siempre había para todos.

Actualmente estoy trabajando en la zona que llamamos El Puerto. Es una zona muy pobre que no tiene comunicación con el exterior, no recibimos correspondencia, no hay teléfono, no llega el periódico… Sin embargo tenemos una escuela para dar formación a los niños y un centro médico con un programa psiquiátrico. Me encargo personalmente de ir a visitar a los enfermos y comprobar que les llegan las medicinas. Contamos con una excelente médico, que también fue alumna mía cuando era pequeña.

En Septiembre volveré a República Dominicana, hasta que Dios quiera. Cada vez que me voy siento una alegría inmensa por poder continuar con mi misión con los pobres. Son muchísimas las necesidades que tenemos, económicas, médicas, educativas, viviendas, etc. Agradezco a todas las personas que en algún momento han colaborado con los misioneros y nos han ayudado a realizar proyectos.


Ser misionera es aceptar la llamada de Dios, fiarse de él y ser valiente en nuestra elección. Yo lo fui en una época difícil en España y siempre he sentido el amor de Dios. Os animo a que todas aquellas personas que sientan la llamada de la misión, se atrevan a coger su maleta y marcharse. Los principios nunca son fáciles y a lo largo del camino hay muchísimas dificultades, pero ver que la gente prospera a una vida mejor lo compensa todo.

jueves, 13 de julio de 2017

#VeranoMisión: Jóvenes sin miedo

«No les tengáis miedo, porque nada hay encubierto, que no llegue a descubrirse; ni nada hay escondido, que no llegue a saberse. Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que os digo al oído, pregonadlo desde la azotea» (Mt 10,26.27) Papa Francisco

¿Qué mejor que estas palabras de Jesús para describir la realidad de los jóvenes que cada año tienen su experiencia misionera de #VeranoMisión?

Como cada año numerosos grupos de jóvenes salen enviados por las diócesis, las parroquias, las asociaciones o congregaciones misioneras para colaborar con la misión. Ellos no tienen miedo a sacrificar su tiempo de vacaciones para dedicarlo a conocer de cerca la realidad de la misión universal de la Iglesia y echar una mano a los misioneros y misioneras que han entregado su vida por la misión. Porque saben muy bien que es cierto lo que dice Jesús, que lo encubierto debe descubrirse; lo escondido, saberse y lo que se dice en el secreto, deber ser hecho público. Su motivación no es otra que su experiencia de fe en Cristo y de pertenencia a la Iglesia; desde ahí sienten la llamada a hacer visible este compromiso con Cristo y con la Iglesia aportando su granito de arena a la misión. En un mundo donde en general tenemos tantos reparos a manifestar públicamente nuestra fe, estos jóvenes no tienen miedo a hacer esta opción en su vida para que se vea que la Iglesia sigue siendo fiel al mandato de Jesús y que no oculta el tesoro que se le ha confiado de la fe y el amor de Dios sino que lo reparte, sobre todo entre los más necesitados.

La misión supone no tener miedo tampoco a las incomodidades, a las pruebas y las dificultades, como decía el papa Francisco en la visita pastoral que realizó a Génova en el mes de julio. El domingo 25 en el rezo del Angelus comentó este pasaje del evangelio (que era el de la liturgia del día); afirmó que “el discípulo está llamado a adaptar su propia vida a Cristo, que fue perseguido por los hombres, conoció el rechazo, el abandono y la muerte en la cruz”; además, añadió esta reflexión: “Debemos considerar estas dificultades como la posibilidad para ser todavía más misioneros y para crecer en esa confianza hacia Dios, nuestro Padre”. El Papa pusotambién el ejemplo de los misionerosque tienen que “afrontar las pruebas y las persecuciones que deberán encontrar” y añadió: “Ir de misión no es hacer turismo”, porque “el envío en misión de parte de Jesús no garantiza a los discípulos el éxito, así como no les pone a salvo de fracasos y sufrimientos. […] Esto asusta un poco, pero es la verdad”. Angelus del Papa 

#VeranoMisión, efectivamente, no es ninguna forma de turismo; cuando se hace turismo la gente ve la realidad desde fuera, curiosea y toma fotografías pero no se involucra en la vida de las personas. Los jóvenes de #VeranoMisión no tienen miedo de estar al lado de las personas y de asumir las dificultades que implica la misión. Con las personas donde están comparten sus alegrías y sus problemas, lo bueno y lo malo, lo agradable y lo triste. Con ellos siguen la invitación de Jesús de sacar de lo profundo de su corazón sus motivaciones de fe y de amor para comunicarse mutuamente sus experiencias personales y de vida cristiana. Espontáneamente, con generosidad y con gozo el intercambio enriquece y hace que al final todos coincidan: “Es más lo que he recibido que lo que dado”.

El Papa concluía diciendo: “La Virgen María, modelo de humilde y valiente adhesión a la Palabra de Dios, nos ayude a entender que en el testimonio de la fe no cuentan los éxitos, sino la fidelidad a Cristo,reconociendo en cualquier circunstancia, incluso en las más problemáticas, el don inestimable de ser sus discípulos misioneros”. Es lo que deseamos a los jóvenes que sin miedo han salido o van a salir en #VeranoMisión. 

Cuéntanos en redes sociales tu experiencia de Voluntariado Misionero con el hashtag #VeranoMisión. También puedes mandarnos tu testimonio con fotos a comunicacion-dn@omp.es  comunicacion-dn@omp.es y lo publicaremos.

Fuente: OMP España

viernes, 7 de julio de 2017

Familia, brújula para la sociedad

Agustín Domingo Moratalla disertó en su ponencia “Valores familiares para sociedades líquidas" sobre el valor de la familia para la sociedad en la 70 Semana de Misionología afirmando que la "Familia es una brújula para la sociedad."



Agustín Domingo Moratalla, profesor de la Universidad de Valencia y director de la sección UIMP en Valencia, describió “las grietas” de la cultura actual, una cultura “del deseo y la liquidez” y animó a la familia a desactivar esos influjos y defender sus valores esenciales. El profesor lamentó que “en nuestra sociedad, los deseos se pueden convertir en derechos y los valores se queden como algo contracultural”. “Aunque la perspectiva de la familia cristiana misionera es contracultural, hay muchas grietas morales por las que la familia puede ser subversiva. No nos debe preocupar que descienda la «acción cristiana», sino la «pasión cristiana»”, subrayó. “En una sociedad que te obliga a romper con tus raíces –añadió Moratalla- debemos recuperar y responder a la pregunta: «¿Quién necesita de ti?»” y subrayó que "la comunidad cristiana y la sociedad nos necesitan, porque la familia es una brújula la sociedad"

La conferencia de clausura estuvo a cargo de Begoña Ladrón de Guevara, presidenta de la Confederación Nacional de padres de alumnos (COFAPA), quien habló de “La familia, bien necesario para la sociedad”. En ella afirmó que la familia educa en valores, aporta valores a una sociedad que está en constante cambio. Hizo hincapié en que la familia debe ser un espacio que genere compromiso y vida de fe. reconoció la gran labor de las familias misioneras y animó a seguir trabajando en la animación misionera porque la "Misión es un mundo desconocido para muchos, pero cuando se conoce...¡apasiona!"

En el acto de clausura Monseñor Pérez, presidente de la Comisión Episcopal de Misiones (CEM), estuvo acompañado por los obispos de la CEM monseñor Ramón del Hoyo y monseñor Francisco Cerro, afirmó que  "la familia cristiana es el lugar donde se "revela" que Dios es amor y es la célula sacramental que nos permite participar en la vida y misión de la Iglesia”. Y manifestó su profunda "gratitud por el ambiente misionero ilusionante y esperanzado que se respira en la Iglesia española".



Fuente: OMP España

La Familia Misionera en la sociedad

En la 70 Semana Española de Misionología de Burgos sobre la "Familia y Misión, Mª Salomé Adroher, experta en Derecho Internacional de la Universidad de Comillas y exdirectora de Familia e Infancia del Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales, disertó sobre "la familia misionera en la sociedad actual".

Adroher ve el “individualismo” como uno de los retos de la familia actual y presentó el perfil de la familia española actual con una serie de datos recientes (2015): 21,1% de familias sin hijos, 16,1% con un hijo; en 10 años han disminuido en un 35% las familias numerosas en España. La edad del matrimonio en España (civil o eclesiástico) está en 36,5 en varones y 33 mujeres, mientras el primer hijo es alumbrado con 32 años. A pesar de que las parejas de hecho han aumentado en España en un 200% en los últimos diez años, el “matrimonio en España es cuestión de tiempo”, es decir, sigue siendo un gran valor en el que tarde o temprano las parejas de hecho no son tanto una opción cuanto un período de convivencia prematrimonial.  En cuanto a parejas del mismo sexo, el registro de 2015 contabiliza 54.920. Se ha multiplicado por cinco en los últimos diez años.
A partir de estos “rasgos de la familia” que responden a una encuesta solicitada al CIS en su período de trabajo en el Ministerio de Sanidadcomentó que en la familia española actual hay más igualdad hombre-mujer y subrayó que “es la ONG más importante y, a veces, la menos apoyada”. Para Adroher, la familia actual tiene tres retos importantes: conciliación (no se puede expulsar de la familia a los dependientes); afrontar los riesgos de las nuevas tecnologías para que no quede mitigada la comunicación; individualismo (atención a la búsqueda exclusiva de la libertad individual).
Desde esta panorámica Adroher propuso a toda la Iglesia una nueva mirada a la familia: “La familia no es un sujeto pasivo de la pastoral, sino el agente primordial. La familia, todas las familias, son la primera facultad de Teología. La familia no es receptora de la pastoral, es agente primordial. Es el primer lugar donde se aprende a entregarse al prójimo y ponerse en su lugar”.

Además de esta conferencia en la sesión de ayer de la Semana de Misionología de Burgos tuvo lugar una mesa redonda sobre experiencias de misión en diversos contextos familiares. Y hoy tendrá lugar la clausura de la 70 edición de esta semana misionera con las ponencias: "Valores familiares para sociedades líquidas" a cargo de Agustín Domingo Moratalla profesor de la Universidad de Valencia y "La familia, bien necesario para la sociedad" por doña Pilar Gonzálvez, Directora General de Servicios para la Familia y la Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Fuente: OMP España

lunes, 26 de junio de 2017

Nuevo estatuto para OMP

La Asamblea General de las OMP 2017 ha presentado el nuevo Estatuto de Obras Misionales Pontificias tras los trabajos de revisión y puesta al día que ha llevado a cabo la comisión de OMP nombrada por el Consejo Superior de OMP en 2015.

Directores de las Obras Misionales Pontificias de todo el mundo durante la Asamblea General de OMP 2017

La Asamblea del Consejo Superior de las OMP del año 2015 admitió una moción en la que se pedía al prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (CEP), cardenal Fernando Filoni, el permiso parala revisión del Estatuto de las OMP aprobado el año 2005. Con su aceptación nacía una Comisión encargada de preparar una propuesta de integración de algunas cuestiones  urgentes en el Estatuto. 
Ante el proceso de revisión de la constitución apostólica Pastor bonus, era aconsejable limitarse a la identificación de aquellas cuestiones que estaban demandando una reflexión y búsqueda de nuevas formulaciones a la luz de la experiencia actual. Otros cambios significativos en el texto del Estatuto solo podrían articularse después de la publicación de la nueva constitución.

La Asamblea de 2016, a propuesta de la Comisión elegida, solicitó al cardenal Filoni la necesaria integración de nuevos artículos, referidos fundamentalmente a la administración de los bienes y la creación de la Comisión de Finanzas.Tras escuchar la opinión de los superiores de la CEP y de los miembros del Comité Ejecutivo de las OMP, esta doble integración fue aprobada por el prefecto de la Congregación: el 11 de mayo de 2016, los artículos 46-51, referidos a la Administración y al Encargado de la Administración; y el 16 de enero de 2017, el artículo 41, relativo al Consejo de Finanzas. 
La necesaria transparencia en la gestión de los donativos recibidos para la misión reclamaba una mayor participación de los directores nacionales de OMP en el seguimiento de los procedimientos administrativos. Para acompañar a los secretarios generales en la gestión de los bienes que los fieles entregan al Papa para cooperar con la actividad misionera de la Iglesia, nació una Comisión integrada por cinco directores nacionales elegidos en la Asamblea. El fruto de esta experiencia ha cristalizado en la incorporación del Consejo de Finanzas (artículo 41) al nuevo texto del Estatuto. Su finalidad es estudiar las cuestiones referidas a operaciones financieras y administrativas de las OMP y formular recomendaciones sobre su eficaz funcionamiento.

Sin quitar autonomía a cada una de las Obras Misionales Pontificias, a las que corresponde la gestión de su respectivo Fondo Universal de Solidaridad, se veía necesario un servicio único para la gestión y administración de estos bienes. Así nace la “oficina única” que se encargará de la administración, de la contabilidad, de los balances y del personal de los Secretariados Internacionales. Los nuevos artículos 46-48 describen sus competencias, bajo la dirección del Encargado de la Administración. A este le competen unas obligaciones que garanticen no solo la transparencia en la gestión de los bienes recibidos, sino también el exigente seguimiento para que se viva la pobreza evangélica en cualquiera de las decisiones que se tomen sobre el uso y destino de los bienes.


Quedan para posterior estudio otras cuestiones de cara a la renovación del Estatuto, como son una mayor profundización en el carácter episcopal de las OMP; la compatibilidad entre el carácter universal de las OMP y la legislación civil de los países donde se trabaja; y la necesaria participación de todos los territorios de misión, evitando la dicotomía entre los que dan y los que reciben.

Fuente OMP: 

Anastasio Gil,  Director Nacional de OMP
Tribuna Misionera Revista Misioneros Tercer Milenio

viernes, 9 de junio de 2017

Semana Española de Misionología 2017

Del 3 al 6 de julio de 2017 se celebrará en Burgos la 70 Semana Española de Misionología bajo el lema: "La Familia y la Misión"



La Semana de Misionología 2017 tiene como tema central "La familia y la Misión"


Conferencia inaugural:
“Amoris Laetitia y misión” a cargo de Mons. Mario Iceta, obispo de Bilbao, para descubrir la dimensión misionera de la familia que subyace en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia.

Ponencias:
“La Iglesia se hace misión en la familia” a cargo del profesor Eloy Bueno de la Facultad de Teología del Norte–Burgos, y “El fundamento teológico de la familia que vive la misión” a cargo de la profesora María Jesús Hernando de la Universidad San Dámaso de Madrid, tratarán de situar la familia en la actividad misionera de la Iglesia y fundamentar teológicamente a la familia como sujeto y agente de evangelización.
“La familia misionera en la sociedad actual” a cargo de la profesora Salomé Adroher Biosca de la Universidad de Comillas, Madrid que pretende describir los principales retos y desafíos que la sociedad actual plantea a la familia cristiana para promover una acción misionera en ella.
“Valores familiares para sociedades líquidas” a cargo del profesor Agustín Domingo Moratalla de la Universidad de Valencia y UIMP, mostrará como la institución familiar es uno de los mejores vehículos para trasmitir valores públicos, entre ellos, la fe.

Conferencia claurusa:
La conferencia de clausura "La familia, bien necesario para la sociedad" a cargo de Pilar Gonzálvez Vicente, Directora General de Servicios para la Familia y la infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios sociales y igualdad.

Mesas redondas:
Además de las ponencias, a lo largo de la 70 Semana de Misionología tendrán lugar diferentes mesas redondas "Experiencias de familias en la Misión"; "Misión en contextos familiares diversos" y "Familia en Misión "aquí y ahora" en las que se dialogará en profundidad sobre el tema principal de la edición de este año "La familia y la Misión" con la experiencia de tres matrimonios misioneros en misiones; abordando el tema de la propuesta de acogida y de misión en contextos familiares diversos; y presentar la actividad misionera “ad intra” con familias agentes de evangelización en su vida cotidiana.

Recursos: 
            Descargar programa
            Descargar ficha de inscripción y enviarla a Delegación de Misiones de Burgos
            

Las inscripciones para Semana de Misionología se pueden hacer en:
Delegación Diocesana de Misiones de Burgos
Descargar ficha de inscripción y enviarla a Delegación de Misiones de Burgos
Eduardo Mtnez. del Campo, 16, 1º-I
09003 Burgos
Tfno. (947) 20 10 04
Fax. (947) 20 51 79
burgos@omp.es
http://misionesdeburgos.blogspot.com